• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Panorama Artístico

La cultura cubana es un ejemplo de transculturación, debido a los procesos que hicieron posible la consolidación de una identidad cultural cubana. En el ámbito de la música y la danza entre los géneros musicales tradicionales, se encuentran el son cubano, el guaguancó, el chachachá, el mambo, la guaracha y el danzón. En la actualidad, en Cuba, se bailan aún muchos de estos ritmos. Entre los más bailados están la conga y la rueda de casino, así como la timba. Las artes plásticas en Cuba, específicamente la pintura, comienza a destacarse a inicios del siglo XX. Entre los principales pintores se encuentran Wilfredo Lam (+), René Portocarrero, Amelia Peláez y Carlos Enríquez. Entre los pintores actuales de importancia están Tomás Sánchez, Humberto Jesús Castro García, José Bedia, Arturo Cuenca, Nelson Domínguez, Roberto Fabelo, Alexis Leyva (Kcho), Esteban Machado Díaz y otros reconocidos en las colecciones de arte cubano.  

El cine cubano tiene su primer largometraje en 1913, con el nombre “Manuel García” o “El rey de los campos de Cuba”. Entre los filmes más aclamados de todos los tiempos están Memorias del Subdesarrollo, Las doce sillas, Retrato de Teresa, Fresa y Chocolate, Cecilia, Lucía, La Bella del Alhambra, entre otras.

La literatura cubana se caracteriza por su claridad gramatical y la musicalidad. Desde los clásicos como Heredia, Martí, y la Avellaneda hasta los de acento folclórico como Plácido y el Cucalambé, el ritmo siempre ha estado bien definido. Los escritores, que han marcado pautas en el desarrollo de esta manifestación artística, son José Martí, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Nicolás Guillén, José María Heredia, José Lezama Lima, Alejo Carpentier, Virgilio Piñera, Dulce María Loynaz, entre otros tantos. La literatura cubana es una de las más prolíficas, relevantes e influyentes de América Latina y de todo el ámbito de la lengua española. Espejo de Paciencia está considerada la primera obra literaria escrita en la Isla en el siglo XVIII.  

El teatro cubano tiene como principal perspectiva la búsqueda de nuevas posibilidades y la experimentación hacia conceptos de espectáculos escénicos con mezcla de géneros diversos: ballet-teatro; teatro-danza, revistas musicales. El príncipe jardinero y fingido Cloridano, de Santiago de Pita y Borroto, editada entre 1730 y 1733 en Sevilla, está considerada la primera obra teatral cubana.