• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Cuba Patrimonial

“Patrimonio es lo que se recibe de los padres y es de uno por derecho propio”, así aseguraba Marta Arjona, quien fuera la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio cubano hasta su muerte en 2006. Cuba es uno de los países del Caribe que más bienes patrimoniales reconocidos por la UNESCO posee. La instancia encargada de precisar y declarar los bienes que deben formar parte del Patrimonio Cultural de la Nación es el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la República de Cuba. Para el reconocimiento de los bienes materiales o inmateriales, así como el correcto tratamiento de los mismos, existen un conjunto de legislaciones que regulan y controlan estos procedimientos: 

Decreto No. 118 Reglamento para la ejecución de la Ley de Protección al Patrimonio Cultural

Decreto No. 312 Reglamento de la Ley No. 106 Del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba

Decreto No. 55 Reglamento para la ejecución de la Ley de los Monumentos Nacionales y Locales

Ley No. 1 De Protección al Patrimonio Cultural

Ley No. 106 Del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba

Ley No. 2 De los Monumentos Nacionales y Locales

Resolución 5/96 Declaración e inscripción en el Registro Nacional de Bienes Culturales

Resolución No. 1/91 Autorización de las transmisiones de dominio o posesión de bienes culturales

Resolución No. 118 Del Ministro de Cultura sobre originales múltiples

Resolución No. 126. Creación de la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial

Resolución No. 22-99. Sobre comercialización de libros de uso, folletos y publicaciones seriadas

Resolución No. 57/94 Sobre la exportación de un bien cultural

Resolución No. 87/99 Responsabilidad de las instituciones por la preservación de las artes plástica.

En el caso de la música y la danza han sido declarados Patrimonio Cultural de la Nación cubana, el repentismo, un hecho de clara consecuencia para con nuestras tradiciones culturales más autóctonas, por su indiscutible valor cultural y por el papel histórico que desempeñaron los poetas repentistas desde las guerras de Independencia hasta la actualidad. El son género musical más apreciado, cantado y bailado a través de la historia. La rumba como una de las expresiones músico danzarias y comunitarias más genuinas de la cultura nacional cubana, trasmitida de una generación a otra a través de la oralidad y que ha llegado a formar parte de una conciencia popular, una forma de vida, una conducta social, un modo de vestir, de hablar, de comunicarse. El danzón, digna expresión de la música tradicional cubana y elemento destacado del patrimonio cultural inmaterial de la nación.

Entre las festividades que se realizan en Cuba se declaró patrimonio de la nación las parrandas de la región central donde se fusionan manifestaciones artísticas como la música, la danza y los oficios tradicionales de carpinteros, artesanos, vestuaristas, diseñadores de trabajos de plaza y carrozas, constructores, reparadores de instrumentos musicales, pirotécnico/artillero, luminotécnicos, electricistas y muchos otros de acuerdo con la creatividad y el ingenio de sus portadores adaptados a las circunstancias de la celebración.

Patrimonio Cultural de la Nación  

Patrimonio Inmaterial de la Nación    

Patrimonio Monumental de la Nación   

Patrimonio Mundial

Galería Cuba Patrimonial